Saltar al contenido
PISCO, aromas, cultura e historia PERUANA | elpisco.es

Pisco, la autenticidad es una sola

pisco origen

Para todos aquellos que estamos interesados en el pis­co, se hace necesario conocer sus orígenes, su tradición y su legado, la autenticidad del pisco, las normas que rigen su elaboración y la  conservación de las características de la bebida, así como los aspectos culturales que la rodean.

Tomando las definiciones del Arreglo de Lisboa y las de la Oficina Internacional de la Viña y el Vino (OIV), se deduce que las líneas conceptuales de una Denominación de Origen son:

  • El concepto territorial, mediante la referencia al origen geográfico del producto.
  • La influencia del medio geográfico, con sus factores naturales y humanos, en las características del producto.
  • La reputación histórica del producto, su tradición.
  • El conjunto de normas de producción, que asegura las características que han permi­tido al producto alcanzar reputación entre los consumidores. En el caso del pisco, la Norma Técnica Peruana.
  • El sistema de control, que permite garantizar el cumplimiento de los puntos anterio­res y que en el caso del pisco será el «Consejo Regulador de la Denominación de Ori­gen Pisco».

Incuestionable denominación de origen

La Norma Técnica Peruana (NTP 211.001.2002), establece los requisitos que debe cumplir una bebida para ser llamada pisco. La palabra «pisco», que denomina al producto, pertenece al estado peruano.

Entonces, para autorizar que el aguar­diente de uva de determinado productor pueda etiquetarse o comercializarse como pis­co, éste tiene que cumplir con ciertas condiciones físico-químicas y organolépticas.

La Norma Técnica Peruana es la que determina cómo, con qué uvas y dónde puede o debe elaborarse. Si una bebida no cumple con estas condiciones, no puede llevar el nombre pisco. Puede considerarse aguardiente de uva, licor de uva, aguardiente simple­mente, pero no pisco.

Si se recuerda la definición de Denominación de Origen, se deduce que la esencia de los productos amparados, es decir, aquello «por lo que son lo que son» y no otra cosa, es sostenida por cuatro pilares fundamentales:

Exclusividad de producto

No se trata de productos mejores o peores dentro de la oferta de pro­ductos similares o estándar, sino de productos diferentes, únicos e irrepetibles.

Historia del producto

No son productos de innovación tecnológica, ni moda, ni del marketing, sino fruto de una selección natural en el tiempo hasta con­vertirse en una tradición de un lugar concreto y en un patrimonio heredado de nues­tros antepasados.

Territorio del producto

El producto se circunscribe a un territorio delimitado porque su clima, sus suelos, su orografía y las costumbres productivas de la gente son lo que le brinda cualidades específicas que leí hacen exclusivo e irrepetible.

Garantía del producto

Para acreditar las características específicas que esperan encontrar los consumidores, la producción está sometida a normas reglamentadas y controles a lo largo del proceso.

El pisco: tradición única de calidad irrepetible

El organismo que otorga la certificación de Denominación de Origen es el Instituto Nacio­nal de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi).

Ya son más de 130 los productores a nivel nacional que se han adaptado a la norma y obtenido la certificación.

Entre los aspectos que contempla la Norma Técnica Peruana está que el pisco debe ser obtenido exclusivamente de la destilación de mostos frescos de uvas pisqueras, por lo que de ninguna manera pueden utilizarse otras variedades no pisqueras, como la Red Globe, por poner un ejemplo.

Asimismo, deben utilizarse métodos que mantengan el principio tradicional de calidad es­tablecido en las zonas de producción reconocidas.

Es importante destacar que el pisco debe ser vendido en unidades de consumo (botellas) y no puede venderse a granel.

Se establece que la bebida debe tener un reposo mínimo de tres meses en recipientes de material que no altere sus propiedades físicas, químicas y organolépticas an­tes del envasado; y se señalan las características que deben tener el alambique o la falca, así como la graduación de alcohol mínima y máxima (entre 36° y 48°).

¿Por qué ponerle tantas reglamentaciones al pisco?

Por una sencilla razón: esto asegura al consumidor que el producto que está comprando es realmente pisco y con él: las condiciones esenciales de clima, composición del suelo, hidrología, tradición, tipos de cepas, formas y métodos característicos de elaboración.

Gracias por tu lectura elpisco.es aprecia tu buen gusto, ¡disfruta y síguenos!

Download Premium WordPress Themes Free
Free Download WordPress Themes
Download Best WordPress Themes Free Download
Download Nulled WordPress Themes
udemy paid course free download